El viaje empieza con una pérdida de control

Laura y Emanuel se conocieron en Valencia, y creen que no fue una casualidad. Enseguida, descubrieron la común necesidad de compartir con el mundo sus aventuras, y fue asombroso.

La idea del blog juntos surgió un mes después haberse conocido, no se sabe exactamente cómo, solo recuerdan el mágico día donde se despidieron con ese proyecto en común y que habían soñado miles de veces.

Esto es el principio de todo, dos personas casi desconocidas que decidieron realizar una idea loca, con el solo fin de aprender y de comenzar su aventura ya, con las ganas de compartir con vosotros un viaje a por la vida.

No se sabe aún si se han juntado dos tarados que no se dan cuenta de lo imposible que es o dos genios que lo tienen ya todo claro (mucho más probable la primera opción). Solo saben que están unidos en su adicción a las risas, en su búsqueda de las mismas figuras de nubes y el encanto por viajar.

Laura

Laura nació en Cerdeña, una isla italiana salvaje con playas paradisiacas y montañas silenciosas. Se pierde mirando las nubes y siempre necesita estar en contacto con la naturaleza.

Intentó, como todos, vivir una vida común, hasta que se dio cuenta que ese no era su camino.

Ahora, Laura es una soñadora, una profesora de italiano, una ingeniera que no quiere construir más carreteras asfaltadas, sino caminos de vida descubriendo algo nuevo cada día.

“Cada uno tiene la obligación de vivir su única vida haciendo lo que realmente ama”.

LEER LOS ARTÍCULOS DE LAURA

Emanuel Gigli

Emanuel

Emanuel nació en Arroyo Seco, una pequeña ciudad al sur de la provincia de Santa Fe, Argentina.

Siempre trata de estar en contacto con la naturaleza, es aventurero, pero a su vez, se lleva muy bien con la tecnología y la modernidad.

El ve el mundo como si tuviera una máquina de fotos incorporada en su cabeza, sus ojos encuadran cada situación que va viendo.

Diseñador digital y talabartero, amante del combo café+lluvia, busca constantemente encontrarse en cada lugar por donde se va moviendo.

Dice que no es algo fácil, pero que el “mientras tanto” se disfruta mucho.

LEER LOS ARTÍCULOS DE EMANUEL